BIENVENID@S

TÚ ERES MAESTRO

Si tu corazón late más aprisa viendo a tus alumnos,
Si cada persona es para ti un ser que se debe cultivar,
Si cada hora de clase se ha escapado aprisa,
Si quieres más tu trabajo cada año que pasa,
Si las dificultades inevitables te encuentran sonriente,
Si los padres y los niños dicen que eres amable,
Si tu justicia sabe revestirse de amor,
Si combates al mal pero no al pecador,
Si sabiendo tantas cosas no te crees sabio,
Si sabes volver a estudiar lo que creías saber,
Si en lugar de interrogar sabes, sobre todo, responder,
Si sabes ser niño permaneciendo maestro,
Si ante la belleza sabes sorprenderte,
Si tu vida es lección y tu palabra silencio,
Si tus alumnos saben semejarse a ti, entonces...

TÚ ERES MAESTRO.

Se ha producido un error en este gadget.

martes, 2 de diciembre de 2008

EL RELOJ

EL RELOJ





¡Tic, tac, tic, tac...!
Será la una...
Serán las tres...


El reloj no sabe
la hora que es.


Sus números
se han ido
a jugar con un ciempiés.


Sus agujas,
cansadas, duermen
tumbadas al revés.


El tiempo no corre
ni pasa.


Y todos jugamos
con él.
¡Tic, tac, tic, tac!